Por qué aúllan los perros

Nuestros amigos canes tienen muchos comportamientos recurrentes en según qué situaciones. De hecho el perro es uno de los animales más previsibles que existen. Para el que nunca ha tenido un perro como mascota suele surgir antes o después una pregunta en concreto. ¿Por qué los perros aúllan?

Como en la mayoría de los casos, no hay una única respuesta. Ahora bien, si te avisamos que la respuesta es muy parecida a los motivos por los que un niños grita o berrea: llamar la atención. Los perros aúllan para llamar la atención sobre algún problema o sentimiento, normalmente negativo, que les está afectando.

Como podéis intuir, los motivos por los que un perro puede querer llamar la atención son innumerables, desde los más básicos a los más impredecibles. Entre los primeros es muy posible que tu perro tenga hambre o sed. También que eche de menos a su amo, que le duela algo o que se encuentre mal a nivel estomacal. Y por supuesto, puede ser que esté feliz por entrar en contacto con otros perros o animales con los que pretende comunicarse.

por que perros aullan

Motivos por los que un perro aúlla

Es habitual del mismo modo que tu perro se sienta un poco sólo. Este es uno de los motivos por los cuales muchos amos no son conscientes de los aullidos de su perro y luego se quedan todo extrañados cuando los vecinos echan en cara los gritos del pobre animal, que durante el día lo pasa mal.

En un segundo escalón hay razones más difíciles de delimitar. Por ejemplo, es más que probable que tu perro se sienta amenazado, o que se sienta así respecto a su territorio. Los perros son muy protectores con su espacio y no toleran la presencia de extraños en él por un largo periodo de tiempo. En cuanto prevén una amenaza a este factor, los aullidos suelen ser recurrrentes. Este tipo de respuestas son herencia de sus amigos genéticos los lobos.

Otro motivo puede ser simple estrés o ansiedad ante según qué situaciones. Por ejemplo, los perros no son amigos de los ruidos fuertes o estridentes, y ahí es posible que lo veas moverse de forma compulsiva de un lado para otro aullando como si no hubiera mañana.

Deja un comentario