Las 7 enfermedades caninas más habituales

Las 7 enfermedades caninas más habituales

Todo ser vivo es susceptible de tener enfermedades, y nuestros amigos los perros no iban a ser menos en este ámbito. Los que tenemos un perro sabemos que no es demasiado difícil discernir cuando nuestra querida mascota se encuentra o no al 100%. Por lo general no comerán demasiado, aullarán, buscarán nuestro contacto, se mostrarán cabizbajos, etc. Ese es el momento en que debes llevarlo al veterinario sin falta, momento en el que espero que te sea útil este post sobre enfermedades caninas más habituales.

Las enfermedades caninas más habituales: detéctalas a tiempo

  • Pulgas: un clásico, sobre todo por la facilidad con la que se transmiten. Es decir, que si tienes varios perros y uno de ellos presenta el mínimo síntoma de tener pulgas, toma medidas cuanto antes. No dejan de ser unos parásitos molestos, pero es una afectación que debe ser tratada por un especialista.
  • Otitis: ¿nunca le has puesto unas gotas en el oído a tu perro? Pues suele ser un problema bastante común.
  • Problemas intestinales: generalizo en este ámbito porque son muchas las afectaciones que puede tener un perro a nivel intestinal. Esto ocurre normalmente por desconocimiento o imprudencia de su amo, el cual no provee de la comida adecuada a su mascota. Si echas un vistazo a sus heces siempre sabrás con facilidad si el trabajo del sistema digestivo.

enfermedades-caninas-mas-habituales

  • Moquillo: esta enfermedad no es tan común pero sí que afecta de forma muy estable a un porcentaje de perros cada año, con consecuencias en ocasiones muy negativas. Es también bastante contagiosa y debe vacunarse si es posible antes de la posible aparición de la afectación. Si ves una secreción nasal sospechosa en tu mascota, acude rápido al veterinario.
  • Artritis: también bastante habitual. Esta puede aparecer en distintas zonas, y afecta sobre todo a perros en edad más avanzada. Como veis, la salud de un perro y su deterioro no difiere demasiado de la de las personas cuando envejecen.
  • Dermatitis: la piel de algunos perros es también muy sensible, y no serán pocas las veces que veas zonas enrojecidas u otras donde su perro se rasca continuamente, a veces hiriéndose a sí mismo. No es fácil incluso para los veterinarios determinar qué causa cada rojez, ya que son muchos los parásitos que pueden afectar a un perro. En cualquier caso, es un tema sobre el que hay que estar atento.
  • Rabia: a veces se habla con mucha ligereza de la rabia, pero lo cierto es que es una de las peores cosas que le pueden suceder a tu mascota. No es curable a día de hoy y es poco menos que una sentencia de muerte para el perro. Aún así, no deberías preocuparte mientras tu animal no presente estados de violencia extrema no provocada.

perro-enfermedad

Estas son algunas de las enfermedades caninas más habituales. Ya sabes que respecto a tu perro toda precaución es poca cuando hablamos de su salud, mientras que el desconocimiento es bastante grande entre la población. Ante el menor atisbo de problemas, llévalo al veterinario y sal de dudas. Aunque solo aciertes una vez de diez puedes estar salvándole la vida y ahorrándote un disgusto.

Deja una respuesta